Conectarse

Recuperar mi contraseña

















  
  
  
  
  
  
  
  

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 19 el Miér Ene 21, 2015 11:33 pm.

Últimos temas
» Moon Light {Elitel}{SE NECESITA GENTE}{RECIÉN ABIERTO}
Sáb Mayo 21, 2011 9:46 pm por Invitado

» Russian Roulette | Elite |
Dom Mayo 15, 2011 6:55 pm por Invitado

» Eating Out {Elite} Foro de temática gay
Miér Mayo 11, 2011 11:01 pm por Invitado

» ♥A Second Chance for Love and War♥
Dom Mayo 08, 2011 2:34 pm por Invitado

» Cuentos de Noreth (Afiliación normal) Rol Fantasia Medieval
Vie Mayo 06, 2011 12:52 pm por Invitado

» Depredadores de la noche
Mar Mayo 03, 2011 11:29 am por Invitado

» Afiliación Vampire Chronicles
Dom Mayo 01, 2011 4:47 pm por Invitado

» Invisibli Monsters - Trama dos - Cambio botón Normal
Sáb Abr 30, 2011 11:36 am por Invitado

» Anarchie isn't a game {FORO NUEVO, Recién abierto} [Normal]
Miér Abr 27, 2011 12:47 pm por Invitado








 The Rol Blog
Amore amore...         fragile Eternity Make It Count Gardancy Life                Eternal Rain  Image and video hosting by TinyPic  Live Your Dream Last Afternoon for Love {Catch Me ;The Volturi Kingdom Photobucket Sundown Tinta derramada   Alias  Shadow Puppeteer Enigmal Bristol Academy   Wellesley College;    Sweet Temptation    Auckland At Dusk  Marauders RPG...  F*ck Yeah    Le Style Le Style        

¿Libre?(Claudia)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Libre?(Claudia)

Mensaje por Matt Schneider el Vie Feb 25, 2011 10:48 am

Andaba por los pasillos, fijandome en los científicos, mi idea era simple, hacerme pasar por uno de ellos, cuando vi al indicado, el cual llevaba una mascara en la cara, una perfecta tapadera, era una mascara transparente en la cual suelen hacer sus potingues explosivos, perfecta sin duda, cualquier cosa era buena con tal de que no captaran muy bien mi rostro, asi que lo seguí disimuladamente, como no hacia nada malo los guardias solo me miraban de reojo y ya esta, todo iba segun lo previsto.

Cuando vi que se dirigía a uno de los pasillos más vacíos del hospital, utilicé la telekinesis para hacer que tropezara contra la pared sin darle tiempo a reaccionar, me puse su bata y me quité uno de mis calcetines para que no gritase, poco después le robé la llave de esa sala y cerré dejandolo allí, con suerte para cuando despertara ya estaría lejos, me puse el gorro que llevaba el cientifico y salí de alli, con aspecto de científico, miraba recto, ellos no solían esconder su rostro, estaban orgullosos de sus grandes cerebros, sonreí al pensarlo.

Anduve por diferentes pasillos, nadie me reconocía, poco después me dirigí a la salida, estaba resultando demasiado facil, pero una voz tras de mi , hizo que parase, al parecer me apellidaba Duhat, porque un señor no paraba de llamarme hasta que me hizo parar, me giré y vi que era uno de los pacientes, ambos nos quedamos en silencio, luego de unos minutos que me parecieron horas, observandonos, el hombre parecía que quería decir algo pero no podía, por mi parte solo asentí como dandole a entender que me dejara seguir, y así lo hizo, no dijo nada, simplemente siguió su rumbo, yo suspiré aliviado.

Salí de la entrada al exterior, el guardia de la puerta estaba allí de brazos cruzados, otra prueba más, confiaba en tener tanta suerte como antes.

-¿Ya has terminado el turno?-dijo sonriendo feliz- ¿como estan los locos hoy?

Simplemente asentí ante su primera pregunta y luego pasé el control, el guardia no puso impedimentos, me resultaba extraño que fuese tan facil, cuando en las primeras veces que lo intenté solo habia impedimentos de toda clase, pero para cuando estaba pensando eso, sonó la sirena de alarma, hice como si nada y seguí mi rumbo, si empezaba a correr sería sospechoso y ya era extraño ver a un cientifico con el gorro de investigacion puesto como para darles más pistas.

Cuando me alejé lo suficiente, empecé a correr, tirando por el suelo la bata y el gorro, era libre, empecé a sonreir corriendo, no estaba atado a nada, era libre, sonreí e incluso lloré de felicidad, total, nadie me veía, ahora me dirigiría al centro de Svelven y pasaría desapercibido o almenos como un mendigo, que venia a ser lo mismo.

Empecé a correr hacia allí, pasando por casas y calles, todo me resultaba familiar y a la vez nuevo, mi idea era dirigirme a lo que fue mi casa, pero seria como darle al gato el raton, asi que me dirigí al mercado, el cual estaba lleno, pasaba entre la gente, con una sensacion de libertad y felicidad, mezclada con paz y seguridad, aunque con cierta culpabilidad de haber dejado a lo que era una especie de familia alli, mis amigos.

Matt Schneider

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 22/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Libre?(Claudia)

Mensaje por Claudia Stanford el Vie Feb 25, 2011 1:25 pm

Entré en el mercado al tiempo que exhalaba un resoplido. No había cosa que más odiara que tener que hacer la compra, y mucho más si se trataba de la compra quincenal. Eso me suponía cargarme de bolsas que tendría que colocar en el maletero de mi Nissan para después descargar el coche, llevarlo todo a casa y pasarme toda una mañana colocando bolsas y paquetes. Me había planteado más de una vez la compra por teléfono pero una de las cuidadoras de Vecordia no me lo recomendaba.

Mientras caminaba entre la gente, observando los productos frescos que exhibían los vendedores en sus puestos, iba escuchando retazos de conversaciones, especialmente si se trataba de gente joven. Cualquier frase suelta, cualquier palabra podía darme pistas acerca de aquella rebelión que parecía estar gestándose en Svelven. A veces me decía a mí misma que era agotador estar las veinticuatro horas de día pendiente de aquel asunto pero era por lo que los Saiteck me habían contratado y, realmente, ¿qué otra cosa podía hacer? No había hecho muchas amistades en aquel sitio.

Me detuve frente al puesto de frutas y tras un suspiro, empecé a mirar la variedad que allí se exhibía. Svelven era un lugar increíble, prácticamente se podía encontrar cualquier cosa que una quisiera. Cuando estaba intentando decidirse entre mangos o kiwis, sentí que alguien topaba conmigo. Miré de reojo mientras musitaba:

- Perdón..

Apenas vi a un chico joven, con un flequillo que casi le cubría los ojos y complexión más o menos fuerte, y volví a mis frutos. Entonces, en décimas de segundo, un rostro bien conocido acudió a mi mente. ¡Matt Schneider! ¿Podría ser él? No sería la primera vez que había intentado escaparse... Justo cuando el frutero me daba turno para pedir, me giré rápidamente y comencé a esquivar a la gente para seguir al muchacho. Chasqueé la lengua, había demasiada gente esa mañana y en cuestión de segundos, perdía el rastro del chico. Algunas personas me miraron mal cuando me abrí paso entre la multitud a codazos y empujones, pero tenía que verificar que se trataba de Matt antes de llamar a Vecordia.

Palpé mi bolso, notando que en su interior había un objeto cuadrado y duro, similar en forma y peso a un walkie talkie pero que en realidad era un stunner (aparato para descargas eléctricas). No me gustaría tener que utilizarlo en pleno mercado, delante de medio Svelven, pero no podía permitir que el chico se me escapara. Además, devolviéndolo a Vecordia yo misma, aun siendo mi día libre, me haría ganar puntos frente a los Saiteck.

Por fin logré salir del tumulto y llegar hasta el chico. Puse una mano en su hombro, cogiéndolo con fuerza y le hice darse la vuelta, sin poder ocultar la expresión de sorpresa de mi rostro, que pronto derivó en un gesto de enfado.

- ¿Qué estás haciendo aquí? Ahora mismo te vienes conmigo a Vecordia - dije acercándome a él y hablándole entre dientes al tiempo que asía con fuerza su brazo, tirando de él.

Claudia Stanford

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 24/02/2011
Edad : 31
Localización : Vecordia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Libre?(Claudia)

Mensaje por Matt Schneider el Vie Feb 25, 2011 1:49 pm

Todo había ido bien, muy bien de hecho, al fin libre, anduve por las calles, fijandome en las casas, el aire pasaba por mi lado, no era el aire del jardín, era como más rápido, no sabría como expresarlo, pero debía irme de aquí pronto antes de que me cogieran, pero quería robar comida para no irme de vacio a no se sabe que lugar, empezar de 0, sí, y sobretodo informar a quien fuera para que lo dijesen, realmente tenía un poco de trabajo, pero era terco como una mula así que lo haría.

Fuí caminando entre la multitud, abuelas cotillas que hablaban en susurros, los niños corriendo, las amas de casa comprando, los mercaderes vendiendo, aunque no tenía mucha hambre, creo que debería aprovechar un poco de libertad y aprovecharla, antes de empezar a buscarme la vida.

Pero entonces una mano se posó en mi hombro, cuando me hizo girar vi a Claudia, la "enfermera", solo la conocía de vista, tampoco es que me interesase mucho la vida de los perros de Saiteck, su cara de sorpresa fué correspondida con la mía, y aunque me cogía con fuerza , hice lo posible por darle un empujon con la mano libre, conforme pude para alejarla de mi y darle una patada en el estomago para rematar la faena, con lo que me habia costado salir no iba a entrar asi porque ella lo dijese.

-No voy a volver y aquí no tienes a tus amiguitos, así que olvidame ¿quieres?-dije alejandome de ella, empecé a correr no quería arriesgarme a que me volviera a coger, esto se había empeorado por momentos, me metí de nuevo entre la gente, odiaba las multitudes, pero servían de ayuda cuando uno era fugitivo, esa palabra no sonaba tan mal.

Mi respiración se aceleraba de nuevo, por el correr, esquivaba a la gente, almenos no me sentía débil porque no había usado el poder, pero temía que si me cogía tarde o temprano lo utilizaría y en cierto modo lo odiaba, usarlo significaba más tiempo para huir pero también para tener migrañas no muy agradables y no estaba muy dispuesto a ello, aunque a riesgo grande, respuesta grande, no iba a dejarme alcanzar como un conejo.

Al final llegué a un callejón donde estaba vacío, aquí podría descansar unos minutos antes de volver a correr no sabia por las calles que habia pasado, pero creo que estaba lejos del hospital, pero si mi orientacion era tan nula como cuando era un crio no sabia cierto donde estaba, estaba perdido en medio de la libertad, curioso.

Mi mano se puso en la pared, apoyandome, mirando el suelo para seguir corriendo, pero empezaba a dolerme el estomago porque empezaba a tener un poco de hambre, soportable, solo tenia que alejarme de ella y cuando la perdiera de vista seguir o salir de Svelven, optaba por salir de Svelven, era lo de más sentido.


Matt Schneider

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 22/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Libre?(Claudia)

Mensaje por Claudia Stanford el Vie Feb 25, 2011 2:56 pm

La cara de sorpresa de Matt se correspondió con la mía; era obvio que yo debía ser una de las últimas personas con las que había esperado encontrarse en el mercado. Estaba segura de que había acudido allí para aprovechar la aglomeración de gente y pasar desapercibido pero le había salido mal. Matt me dio un empujón hasta que me alejó de él, haciéndome tropezar con la gente que estaba a nuestro alrededor, y antes de que pudiera reaccionar, me propinó una patada en el estómago, provocando que me doblara en dos entre toses.

Un par de personas se acercaron a mí para comprobar que estaba bien pero apenas les presté atención, pues Matt había echado a correr aprovechando que me había dejado ko durante unos instantes. Un par de mujeres que estaban cerca usaron sus teléfonos móviles para llamar a las autoridades y contar lo que había pasado, lo que me hizo esbozar una sonrisa. Pronto habría gente buscándole por toda la ciudad, pero aún así, yo debía ser la primera en dar con él.

Tras recuperar el aliento, salí corriendo en la misma dirección que había tomado Matt, ignorando a los que me recomendaban tomar asiento o ir a visitar a un médico. Pude escuchar algunas palabras de desaprobación ante mi impulso de perseguirle pero no había tiempo para explicaciones. Vi los cabellos de Matt moviéndose entre la gente y lo seguí hasta que éste salió del mercado. Escuché algunas sirenas que se acercaban al mercado; pronto la gente que había sido testigo de la agresión les facilitarían la descripción del chico.

Me paré enmedio de la calle, intentando recuperar el aliento mientras me llevaba una mano al estómago, aún resentido por el golpe. Mientras oteaba el horizonte en busca de alguna señal que me dijese hacia dónde había ido, saqué mi teléfono móvil para contactar con Vecordia.

- Soy la enfermera Stanford - dije aún jadeante cuando atendieron mi llamada en recepción - Estoy en la zona norte de la ciudad, Matt Schneider ha escapado, estoy en su busca - al otro lado de la línea me informaron de que ya estaban al tanto de su huida, lo que me tranquilizó, pues pronto tendría refuerzos - Intentaré dar con él.

Guardé el teléfono en mi bolso y aproveché para sacar el stunner y guardarlo en el bolsillo de mi pantalón vaquero; de esa manera, lo tendría bastante más accesible, pues ya no tenía dudas en que lo usaría para neutralizar al muchacho. No tenía que darle tiempo a usar su poder, aunque él sabía muy bien a qué se exponía si lo hacía, y no sólo me refería a sus migrañas...

Reanudé mi camino, andando con rapidez y mirando hacia todos lados hasta que al pasar frente a un callejón oscuro, vi una figura entre los cubos de basura. Rápidamente me oculté en la esquina, intentando asomarme con sigilo para comprobar que se trataba de Matt y no cometer un error. No había duda, era él, y parecía estar desorientado. Sonreí para mí; Matt no conocía la ciudad y seguramente se estaba planteando hacia dónde ir. Con pasos decididos, entré en el callejón y dije con voz firme:

- Si me acompañas ahora y no haces tonterías, intentaré que tu castigo sea leve - me acerqué a él pero mantuve una prudente distancia de seguridad; no estaba dispuesta a recibir otra patada - En Vecordia ya saben que has escapado y algunas personas del mercado han avisado a las autoridades. Será mejor que no te resistas.

Extendí mi mano hacia él con la palma hacia arriba y flexionando los dedos un par de veces, en una clara invitación a que me siguiera. Llevé la otra mano al bolsillo trasero de mis vaqueros, cerca del stunner, por si acaso...

Claudia Stanford

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 24/02/2011
Edad : 31
Localización : Vecordia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Libre?(Claudia)

Mensaje por Matt Schneider el Vie Feb 25, 2011 4:47 pm

La tranquilidad había durado más bien poco, pero lo suficiente para recuperar fuerzas, suponía que la gente me habría visto darle la patada, genial, era el malo de la película, aun así apoyado sobre la pared, miré mis manos o el cerebro, iba a utilizar la telekinesis y no tendría remordimientos por ello, es más, creo que hasta estaría satisfecho, vi el final del callejón con una sonrisa, ahora todo quedaba en salir de allí, salir de Svelven y ya esta, tampoco parecía un futuro tan oscuro ser un fugitivo, almenos prefería la cárcel de verdad a esa, ya ves, como había cambiado mi modo de pensar en años.

Iba a seguir andando cuando escuché de nuevo la voz de Claudia, me giré hacia ella, cansado de tener que decirselo todo, pero ella esta vez parecía tener mayor control, el hecho de sentir las sirenas no jugaban mucho a mi favor ¿solo le había dado una patada? había personas más peligrosas en el mundo que yo.

Así que me giré, asentí como dándole la razón a los locos pero simplemente utilicé la telekinesis contra ella haciendo que se diera contra la pared, a diferencia de antes, ahora estábamos solos en el callejón, no me fiaba de ella, al igual que no me fiaba de ninguno de los que trabajaban en el Vecordia, mecanismo de defensa, aunque también la sinceridad no compensaba ese mecanismo, cuando la estampé contra la pared, esa fría y rugosa pared con la que antes me habia apoyado, era ahora un colchón para la "querida" enfermera.

-Suelo resistirme a lo que digais ¿no lo sabias?-dije con sorna y poco después salí de allí pero andando, ya empezaba a volverme a doler la cabeza, vi los tejados, como al parecer no había helicopteros eso me vendría bien, dudaba que los policías o Claudia subieran, así que cuando me alejé de la manera más rápida pero con precaución que pude, cuando vi un buen tejado , subí por el aprovechando el mal estado de la casa, no es que me importase mucho la casa, aunque me era extrañamente conocida, almenos el techo , la forma en sí.

Estuve andando por el tejado lo más agachado que pude pero avanzando, vi como las piedrecitas caían al suelo, pero dudaba que alguien prestase atención , el corazón me latía rápido al igual que la respiracion, por el hecho de correr como alma que lleva al diablo, cuando estuve allí arriba levanté la vista al oír el sonido de un avión, allí estaba sobrevolando Svelven, me quedé anonadado, me daba tantos recuerdos, aquellos dibujos que solía pintar en la sala de estar cuando mis padres hablaban de la dichosa política, me quedé unos momentos observando el aeroplano y sin darme cuenta una lagrima, creo que causada por el sol , extraoficialmente era por el tema de los aviones, su debilidad, esa y algun par más.

Al darse cuenta de que habia perdido un tiempo preciado, siguió andando entre el tejado cuando noté que empezaba a debilitarse "no,no, esto no puede pasarme aquí, no"-pensaba, me cogí fuerte de lo que pude, pero entonces se oió un crash seco, acompañado de otros más, haciendo que el tejado se derrumbara, intenté apresurarme para no caer y me cogí de lo que pude quedando en el aire cogido de lo que parecía el cable de la tele, fijé la vista en el suelo, el cual estaba lleno de polvo y empecé a toser, cerrando los ojos, con el cuerpo lleno de arena a causa del polvo, haciendo fuerza para no caer, no quería terminar malherido allí abajo.

Matt Schneider

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 22/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Libre?(Claudia)

Mensaje por Claudia Stanford el Vie Feb 25, 2011 5:18 pm

Matt me miró y por unos instantes pensé con cierta ingenuidad que estaba entrando en razón y que volvería conmigo a Vecordia, cuando lo que estaba haciendo realmente era concentrarse para lanzarme contra una pared. Ya iban dos golpes en poco tiempo y me quedé unos instantes con la espalda pegada al muro, los ojos cerrados y los dientes apretados, resoplando para desahogar el dolor. Me giré de nuevo hacia Matt pero ya había salido corriendo de nuevo, tras dejarme claro que no pensaba poner las cosas fáciles.

Con cierta dificultad, salí corriendo de nuevo tras él hasta que le vi trepando por una desvencijada casa hasta llegar al tejado. Miré hacia arriba, haciéndome visera con una mano para evitar ser deslumbrada por el sol. Cuando estaba planteándome si subir hasta allí o no, dado el mal estado de la casa, escuché sirenas. En Vecordia habrían localizado mi llamada y la policía ya llegaba, quizá junto con alguna ambulancia del hospital.

Matt comenzó a desplazarse por el tejado, dejando caer algunas piedrecitas por donde pasaba, y yo seguí su recorrido desde abajo, sin perderlo de vista. Empecé a temer que resbalara; si no me equivocaba,la migraña por haber usado la telekinesis estaría empezando ya y seguramente le estaría debilitando. Escuché pasos detrás de mí y al girarme, vi a tres policías que se acercaban corriendo, junto con uno de los cuidadores de Vecordia.

- Está ahí arriba - les dije, señalando al chico, que caminaba y miraba a un avión que volaba sobre Svelven antes de apresurar el paso de nuevo - Creo que... ¡Oh, dioses!

En ese momento, se escuchó un fuerte crujido y la figura de Matt desapareció al tiempo que una nube de polvo y pedazos de tejado caía sobre los agentes de policía y sobre mí misma. Por unos instantes me alarmé. Ese estúpido acabaría herido, al final... Los policías derribaron la puerta de la casa, que estaba abandonada, y entraron en ella, seguidos por el cuidador de Vecordia y por mí. En el piso superior hallamos a Matt, agarrado a un cable y sin dejarse caer al suelo. Los policías lograron arrojarle al suelo y entonces me incliné sobre él rápidamente y le apliqué el stunner en el pecho, proporcionándole dos o tres pequeñas descargas eléctricas.

- Trabajo en Vecordias, es un interno que se ha fugado - informé a los policías, que me miraban con asombro; les mostré la tarjeta que me identificaba como trabajadora del hospital y parecieron creerme; llamé con un gesto de la mano al cuidador - Acerca la ambulancia hasta aquí, no sé si podrá caminar mucho...

Observé el rostro de Matt; seguramente, aparte del golpe y de las descargas, también estaría sufriendo una de sus migrañas. Suspiré; era terco y rebelde como él solo, y no aprendía de ninguna manera. Me incorporé de nuevo, sacudiéndome los vaqueros y los cabellos para librarme del polvo mientras los policías ayudaban a Matt a ponerse en pie.

- Espósenlo, es peligroso.

Claudia Stanford

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 24/02/2011
Edad : 31
Localización : Vecordia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Libre?(Claudia)

Mensaje por Matt Schneider el Vie Feb 25, 2011 5:47 pm

Seguía aguantandome allí arriba conforme podía, las manos empezaban a resbalarse, pero seguía cogiendome con fuerza, entonces escuché el ruido de la puerta abrirse y ver a los policías , esto se terminaba y apenas había podido aprovechar el tiempo, me sentía un completo estupido allí arriba, entonces vi las botas de unos policías que se acercaban hacia donde estaba, pensaba que me tenderían la mano o algo para ayudarme, en vez de eso me empujaron a los escombros, noté como volaba literalmente hasta caer sobre los restos del tejado que estaban en el suelo, noté un intenso dolor en un lado del cuerpo, eso juntando el dolor de cabeza, me estaban causando un dolor corporal que era bastante diferente al que sufría en el hospital.

Mi respiración se entrecortaba, pero podía ponerme en pie o eso creía, entonces y antes de que pudiese hacer nada, vino Claudia y me electrocutó con el stunner, grité sin poder contenerme, dejandome caer de nuevo al suelo, vi el polvo caer en mi cara, al igual que aun se esparcía por toda la casa, mi rostro ahora poseía un par de cicatrices más y la boca me sangraba, el labio roto, pero lo que escuchaba no era mucho mejor.

Estaban avisando a la ambulancia, lo bueno de eso es que descansaría en una cama decente aunque fuese un rato, lo malo...para Claudia era peligroso y ello por ende no me traería buenas consecuencias en el hospital, seguramente les diría lo de mi patada, lo de la telekinesis, todo se ceñía de negro otra vez.

Me dolía todo el cuerpo, desde el más pequeño hueso hasta el musculo, pero creo que habia sido más la caida que lo demás, almenos no tenía nada roto o si lo tenía no lo notaba, solo notaba el ardor en mi pierna, en el brazo y en la cara, la cual estaba demacrada, poco a poco me levantaron los policias y sentí las esposas que me las ponían en las manos para llevarme a la ambulancia con un cuidado suficiente, me dejaba arrastrar pero intentaba colaborar con la pierna sana.

Cuando me metieron en la ambulancia solo estaba dentro Claudia y uno de los que trabajaban en el hospital, no quería saber nada de nadie, así que cerré los ojos, estaba despierto, pero quería salir de aquí, no quería ir a Vecordia, no me inmutaba ante el tambaleo de la ambulancia, solo respiraba con una inestable tranquilidad, la ambulancia era blanquecina, odiaba ese color, me recordaba a Vecordia y su color pacifico del dolor, lo odiaba, empecé a moverme, pero me di cuenta de que no podía, al parecer hasta en las ambulancias tenian para atar de manera suave a sus pacientes, con desespero empezaron a caerme lagrimas de tristeza y desesperacion juntadas con el dolor que no desaparecía.

Matt Schneider

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 22/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Libre?(Claudia)

Mensaje por Claudia Stanford el Vie Feb 25, 2011 6:54 pm

Seguí a los policías que llevaban a Matt hasta la ambulancia, que el cuidador había traído hasta la entrada del callejón. Había actuado muy bien, porque de esa manera los curiosos no podrían ver nada y nos ahorraríamos muchas preguntas y explicaciones. Lo último que necesitábamos era que los rumores que corrían acerca de Vecordia se acrecentaran con sucesos como aquél.

Uno de los policías se preguntó por qué aquel chico había sentido la necesidad de escapar de Vecordia y rápidamente desvié mi mirada hacia su placa, memorizando el número para después apuntarlo y averiguar su nombre y su expediente en la base de datos. Si había hecho el comentario en voz alta seguramente no tendría malicia pero no podía ignorarlo.

El cuidador ató las cintas en torno a los tobillos, muñecas y cintura de Matt y después ocupó su sitio frente al volante. Me ofreció sentarme junto a él pero decidí que viajaría hasta Vecordia detrás, para tener a Matt bien vigilado. Además, podría necesitar algo después del golpe que se había dado. Me acomodé junto al chico y observé que su respiración era algo irregular, así que me puse en pie para coger una mascarilla de oxígeno y aplicársela. Si se esforzaba menos por respirar, su migraña se aliviaría un poco.

Las lágrimas comenzaron a brotar de los ojos de Matt, supuse que debidas al dolor y a la impotencia. Frunciendo los labios, aparte la vista de su rostro para coger algunas gasas y aplicarlas en su pierna, recortando primero el pantalón para poder acceder a la herida que se había hecho al caer.

- Espero que hayas aprendido una lección - dije con frialdad y levantando aquella barrera que usaba cuando no quería verme afectada por las reacciones de los internos ante los métodos de Vecordia - ¿Cómo has logrado escapar?

Tras curar la herida de su pierna, me dirigí a la del brazo, levantando la manga de su jersey y frunciendo el ceño al ver algunas astillas de madera clavadas. Tomé unas pinzas esterilizadas y comencé a sacarlas de su carne sin demasiados miramientos, con rapidez, intentando mantener el pulso ante los movimientos de la ambulancia. Pronto llegaríamos a Vecordia.

- Cuando estemos en Vecordia, podremos darte algo para la migraña... pero antes vas a tener que explicar cómo te escapaste y qué planes tenías. Sabes que fugarse es una falta grave - añadí mirándole a los ojos y enarcando las cejas en señal de advertencia - y más te vale no haber herido a nadie para conseguirlo...

Cuando terminé con su brazo, le retiré la mascarilla de oxígeno para curar las heridas que tenía en el rostro y permitirle responder a mis preguntas. Procuré no mirarle a los ojos mientras limpiaba la sangre de su herida y aplicaba un paño frío al golpe.

Claudia Stanford

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 24/02/2011
Edad : 31
Localización : Vecordia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Libre?(Claudia)

Mensaje por Matt Schneider el Sáb Feb 26, 2011 8:11 am

Los zarandeos de la ambulancia solo hacían que el viaje se hiciera aun peor, era como el viaje en barca por el Inframundo hasta donde se hospedaba Hades, me intenté mover de nuevo, pero no podía, miraba el techo y ello solo hacía que el dolor de cabeza aumentara por momentos, mi mirada se perdía en el techo de la ambulancia, me hubiera gustado dormirme pero me arriesgaba a tener la misma pesadilla de siempre y prefería estar despierto, como mucho podía descansar los ojos, pero dormirme era algo que realmente me desagradaba, aunque era lo de menos en estos momentos.

La enfermera me puso la mascarilla de oxigeno, lograba respirar mejor, pero el dolor corporal no descendía, ella me puso gasas en la pierna, no decía nada, giré la vista a la puerta de la ambulancia...y pensar que con salir estaría fuera de nuevo, vi que la ambulancia tenía una ventana, se podía abrir, con la poca energía que tenía la intenté abrir con la telekinesis, consiguiendolo, aunque solo fué un poco, demasiado poco, solo quería sentir aire por ahi dentro, otra vez el dolor de cabeza.

Mientras me curaba me dolía pero recordaba eso de que "lo que escuece, cura" con ello intentaba darme animos para aguantar el intenso dolor, ese dolor que se prolongaba por momentos pero que a la vez parecía apaciguarse, ardiente, notaba como la sangre se pegaba en las gasas, entonces me levantó el jersey y pude ver que tenía astillas de madera en mi brazo, subió de nuevo la migraña, la cual parecía ir y venir conforme se le antojaba, noté como me las quitaba, con no muchos miramientos, cerré los ojos con fuerza, el maldito orgullo no me dejaba gritarle de todo, es decir, si lo dejaba pero no quería, no quería que me viera quejarme de esa manera.

-No voy a decir como s-salí...ya lo investigarás tu o te lo dirán..m-me da igual-dije tartamudeando un poco, era el conjunto de la situación y la sensación de debilidad, la sensación de que en breve estaría en Vecordia, pero estaba satisfecho, si podía salir una vez, más tambien, solo tenía que esperar.

Sonreí levemente mirandola, pero entonces me quitó la mascarilla de oxigeno, ahora iba lo de la cara, desvié el rostro, suponía que ya estariamos a punto de llegar porque la ambulancia se relentizaba y lo que más me dolía de todo esto es que no habia podido avisar a nadie de lo que ocurría en el Vecordia, no quería mirarme, no entendía porque, alomejor estaba aun peor de lo que creía, fuí a levantar la mano para tocarme el rostro pero el estar atado de muñecas me lo impedía, empecé a moverme bruscamente allí.

Entonces la ambulancia paró, habiamos llegado al destino

TEMA CERRADO

Matt Schneider

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 22/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Libre?(Claudia)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:44 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.